Todomusica.es

Entradas populares

Mostrando entradas con la etiqueta Romance del Conde Olinos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Romance del Conde Olinos. Mostrar todas las entradas

domingo, 16 de septiembre de 2012

Romance del conde Olinos en griego.Τραγούδι του κόντε Ολίνος ( Ξένα παραδοσιακά & τσιγγάνικα ) Cantada por Aliki Kagialoglou

Τραγούδι του κόντε Ολίνος ( Ξένα παραδοσιακά & τσιγγάνικα ) .Canción del Romance del conde Olinos-tradicional española.  Cantada por Aliki Kayialoglou en griego.
Este romance anónimo español del conde Olinos es de origen oral y medieval y pertenece al grupo de romances novelescos o líricos.Su Temática es amorosa por tratar de los amores trágicos entre una princesa y el conde Olinos, al oponerse la reine a dichos amoríos del conde.
Estos romances están sacados de la tradición oral-popular y recogidos por escrito en recopilaciones, en Cancioneros y Romanceros sobre todo en el Romancero Viejo (en el renacimiento entre los siglos XIV-XV y en la obra de Agustín Durán de 1821 y de Ramón Menéndez Pidal del siglo XX) y en el Romancero Nuevo (cancioneros del siglo XVI y en el siglo XX en la obra de  Menéndez Pidal).

Poesía y metro del romance: Un romance consta de grupos de versos de ocho sílabas (octosílabos) en los que los pares riman en asonante. Los más antiguos pueden añadir para completar la rima la llamada -e paragógica y asimismo no poseen división estrófica; los más modernos agrupan los versos de cuatro en cuatro y no suelen recurrir a este artificio. Todos los romances viejos son anónimos y son influidos en gran manera por la religión, la guerra y el amor.
En este caso la rima castellana del romance es asonante en todos  los versos pares, y es la rima  terminada en palabras agudas en :-ar, o -al ,como en  Ju-an, ca-sar, ma-tar, can-tar, escu-char, be-sar cor-tar, etc

En la traducción al griego se ha escogido la rima aguda en –ú:  Αϊ-Γιαννιού y γιαλού y la rima asonante en –á: (αρχινά, σταματάν, φυλά, στεριάς, ξυπνά, τραγουδά, Ζητά)

Por su temática pertenece al grupo de romances líricos amorosos o novelescos., Temática del romance: Narra este romance los amores del conde Olinos y una princesa y el fin trágico de ambos amantes, porque la Reina.- madre se niega a que su hija se case con el conde y la reina, su madre lo manda matar; pero la hija por amor al conde se suicida y de sus tumbas en donde yacen ambos amantes brotan dos rosales que se abrazan, o 2  árboles o 2 plantas o 2 aves según las versiones.De esta versión del romance hay unas 10 en España según Amparo Rico Beltrán (Breve estudio comparativo del romance del conde Olinos ).La reina manda talar las plantas y matar a las aves que brotan de las tumbas; pero otra versión dice que de allí nacieron dos ermitas milagrosas o fuentes que curaban los males y allí acude la reina en peregrinación para curase; pero la hija, convertida en iglesia o manantial santo  le reprocha su muerte.

Esta última parte del romance de  la muerte del conde y la princesa y su transformación  milagrosa en planta o ave y su conversión en fuente o ermita no se recoge en todas las versiones castellanas del romance ni en esta canción griega, se trata de una versión griega traducida del español por Agathi Dimitruka, y de la que no he conseguido la música. Esta versión de la cantante griega Aliki Kayialoglou, se recoge en su álbum  titulado Tragoudia apo tin Ispanía kai Ti Latiniki Ameriki( Canciones de España y de Latinoamérica), con el título de “Τραγούδι του κόντε Ολίνος   ( Ξένα παραδοσιακά & τσιγγάνικα ) o Canción del conde Olinos-tradicional española.
Los versos o Στίχοι están traducidos al griego por Αγαθή Δημητρούκα (Agathi Dimiruka) La música es tradicional española Μουσική: Παραδοσιακό.Música:  tradicional española (Cantantes en España:  Joaquín Díaz y otros). Πρώτη εκτέλεση: Αλίκη Καγιαλόγλου.1ª interpretación en griego : Aliki Cayialoglu.

La letra de la canción de Aliki Kagialoglou  y su versión traducida es la siguiente:

Letra en griego
Pronunciación en español
Traducción del  griego al español
Versión original  del romance
Σηκώθηκε ο κόντε Ολίνος.
Sikózeke o cónde olínos
Caminaba el conde Olinos
Ξημέρωμα του Αϊ-Γιαννιού
Ximéroma tu Ai-yianniú
mañanita de San Juan
για να ποτίσει τ`άλογό του
Yia na potísi t´alogó tu
a dar agua a su caballo
κάτω στην άκρη του γιαλού.
Káto stin ákri tu yialú
a las orillas del mar



Νεράκι τ`άλογό του πίνει
Neráki  t´alogó tu píni
Mientras su caballo bebe
κι αυτός τραγούδι αρχινά
Ki  aftós tragúdi archiná(arjiná)
Se oye un hermoso cantar
κι όσα πουλιά ψηλά πετούσαν
Ki ósa puliá psilá petúsan
Las aves que iban volando
να τον ακούσουν σταματάν.
Na ton akúsun stamatán
Se paraban a escuchar



-Πιες,πιες νεράκι άλογό μου
-Piés, piés neráki alogó mu
Bebe mi caballo bebe
πιες κι ο Θεός να μας φυλά
Piés ki o theós na mas filá
Bebe y que Dios nos libre del mal
απ`τις φουρτούνες του πελάγου
Ap´tis furtúnes tu pelagu
de las fortunas del mar
κι απ`τους ανέμους της στεριάς.
Ki ap´tus anemus tis steriás
Y de los vientos de la tierra



Τότε κι η Ρήγισσα του Κάστρου
Tote i Ríguisa tu Castru
Entonces la Reina del palacio
απ`το τραγούδι του ξυπνά.
Ap´to tragudi tu xipná
Por su canción se despierta
-Άκου,κορούλα μου,η γοργόνα
-ácu, korula mu, i gorgona
Escucha, hijita mía, la sirenita
της θάλασσας πώς τραγουδά.
Tis thálasas pós tragudá
del mar,  cómo canta



-Δεν είναι,μάνα μου,η γοργόνα
-Den íne, mána mu, i gorgóna
No es madre mía, la sirenita
αλλιώς εκείνη τραγουδά
Aliós ekíni tragudá
Sino que aquella que cantando está
είν`η φωνή του κόντε Ολ ίνος
Ín´i foní  tu conde Olínos
Es la voz del conde Olinos
που την αγάπη μου ζητά.
Pu tin agápi mu zitá
Que por mi amor suspirando(penando) está

La melodía en griego es la misma que la que canta Joaquín Díaz en el siguiente video de youtube




variante musical del Romance del conde Niño de Paco Ibáñez
La melodía en griego es la misma que la que canta Joaquín Díaz en el siguiente video de youtube

Partitura de la canción del conde Olinos:

 














BREVE ESTUDIO COMPARATIVO DEL ROMANCE DEL CONDE OLINOS por Amparo Rico Beltrán
BIBLIOGRAFÍA

El conde Olinos: Una historia de amor que ha vencido al tiempo
BREVE ESTUDIO COMPARATIVO DEL ROMANCE  DEL CONDE OLINOS
Amparo Rico Beltrán(Escuela Universitaria de Magisterio Edetania)
COLABORACIONES:
Arreglos musicales: Rafael Fernández (Escuela Universitaria de Magisterio Edetania)
Ayudante técnico: Jordi Llorens Albenca
Partituras cedidas por: Unión Musical Española (Valencia)
 Durante el proceso de recopilación del romance he encontrado diez versiones del romance (Menéndez Pidal, Manuel Alvar, Díaz Mas, Bénichou, Díaz Roig, Córdova, Cossío-Maza, Almoina, García Matos, Santullano) y dos partituras con sus letras que iré citando de nuevo en su momento al realizar el análisis comparativo entre ellas. Primero las transcribiré para que podamos hacernos una idea general de las distintas versiones.
1.      Versión de Arroyo de Cerezo (comarca del Rincón de Ademuz, provincia de Valencia), de Felicitas Adaliz Mañas (62a.). Recogida por Alicia Monleón, 2 de noviembre de 2001 para la colección de Amparo Rico (música no registrada).

Caminaba el conde Olinos
mañanita de San Juan
a dar agua a su caballo
por las orillas del mar.
-Bebe, mi caballo, bebe
Dios que te libre de mal
de los males de la tierra
y de las furias del mar.


La reina desde el palacio
fue y le sintió cantar.
-Sal y verás, hija mía,

como canta la sirena
la sirenita del mar.


-No es la sirenita, madre,
que ésa tiene otro cantar
que es el conde Olinos
que por mis amores va.
-Si es el conde Olinos
que por tus amores va

( )
yo lo mandaré matar
que lo maten a lanzadas
y echen su cuerpo a la mar.
-No lo mandes matar, madre,
no lo mande, usté, matar
que si el conde Olinos muere
a mí la muerte me da.
Él murió a media noche
y ella a los gallos cantar;
ella, por ser hija de reina,
la entierran en el altar
y él, por ser hijo de conde,
unos pasos más atrás.
De ella salió un rosal blanco
de él salió un espino albar
crece el uno, crece el otro
los dos se van a alcanzar
las ramas que se alcanzaban
no se cesan de besar
y las que no se alcanzaban
no cesan de suspirar.
La reina, con gran envidia,
fue y lo mandó cortar.
De ella salió una garza
y de él salió un gavilán
vuela el uno, vuela el otro
los dos vuelan al altar
y la reina, con ser reina,
no los pudo separar. 


2.      Versión del Cancionero salmantino recogida en la Antología de M. Díaz Roig (DR)

EL CONDE OLINOS

Madrugaba el conde Lino,
mañanita de San Juan,
a darle agua a su caballo
a las orillas del mar.
Mientras el caballo bebe
cantaremos un cantar:
-Camisa, la mi camisa,
quién te pudiera lavar,
lavarte y retorcerte
y tenderte en un rosal.


La reina lo estaba oyendo
desde su palacio real:
-Mira hija, cómo canta
la serenita del mar.
-No es la serenita, madre,
no es la serenita tal,
es el hijo conde Lino,
mis amores vienen ya.
-Tus amores vienen ya,
yo los mandaré matar.
-Madre, si usted los matara,
a mí iban a enterrar.
Ella se murió a las once
y él a los gallos cantar,
y a dentro día mañana
y los fueron a enterrar;
ella, como hija de reina,
la entierran al pie del altar,
y él, como hijo de conde,
un poquito más atrás.
Ella se volvió una oliva
y él se volvió un olivar.
La reina, desque lo supo,
luego los mandó cortar,
y el hombre que los cortaba
no cesaba de llorar.
Y ella se voIvió paloma
y él un pajarito real.
La reina, desque lo supo,
luego los mandó matar,
y el hombre que los mataba
no cesaba de llorar.
Ella se volvió una garza
y él se volvió un gavilán.
La garza, como ligera,
de un vuelo pasó el mar,
y el gavilán, como torpe,
de dos la vino a pasar.
Ella se volvió una ermita
y él un pequeñito altar,
y en el medio de la ermita,
la fuente del perenal.
Allí van cojos y mancos,
todos se iban a curar.
La reina, desque lo supo,
de seguida se fue allá:
-Hija, lávame los ojos,
lávamelos sin tardar.
-Madre, lávese cada uno,
del otro no será tal.
Cuando me volví oliva
me mandó usted cortar,
cuando me volví paloma
me mandó usted matar,
y ahora que me he vuelto santa
me viene usté a visitar.


3.      Cossío-Maza, Romancero popular de la montaña, Soc. Menéndez y Pelayo, Santander, 1933-1934, vol. I, p. 53 (COSS).

Madruga don Fernandito
la mañana de San Juan
a dar agua a sus caballos,
si la quisieran tomar.
Mientras sus caballos beben
Fernandito echa un cantar.
La reina llamó a su hija:
-Hija, levanta a escuchar
cómo canta la serena,
la serenita del mar.
-No es la serenita, madre,
ni tampoco lo será,
que es don Fernandito, madre,
que me viene a mí a buscar.
-Si te viene a buscar, hija,
le mandaremos matar.
-Si le manda matar, madre,
mándeme a mí afusilar.
Él acaba de morir,
ella acaba de expirar.
Ella, como hija de rey,
la entierran en pico altar,
y él, como un poco más pobre,
le enterraron más atrás.
A la puerta de la iglesia
mana un rico manantial
donde curan esos males
y otros muchos que Dios da.
La reina, como era reina,
un dedo se fue a curar.
-Vete de ahí, mala madre,
no te vengas a curar,
que cuando éramos cristianos
bien nos mandaste matar,
y ahora que somos santos
nos vienes a perturbar.


4.      Versión de Castielfabib (comarca del Rincón de Ademuz, provincia de Valencia) de Rosa Martínez Pinazo (69a.) Recogida por Amparo Rico, 8 de octubre de 2001 (música registrada).

Madrugaba el conde Olinos
mañanita de San Juan
a dar agua a su caballo
a las orillas del mar
mientras el caballo bebe
él canta dulce cantar
las aves que iban volando
se paraban a escuchar.


La reina llena de envidia
a su hija mandó llamar:
-Mira, hija, cómo canta
la serenita de la mar.
-No es la serenita, madre,
que ésa tiene otro cantar
que es el conde Olinos, madre,
que por mis amores va.


-Si por tus amores va
lo mandaremos matar
que las hijas de los reyes
por esos lados van mal.
-No lo mandes matar, madre,
no lo mande usté matar
que si al conde Olinos mata
a mí la muerte me da.
Él murió a la media noche
y ella murió a la madrugá,
ella como hija de reyes
la entierran en el altar
y él como hijo de condes
unos pasos más atrás. 


5.      Romance Anónimo – España http://cuentalunas.blogspot.com.es/

Caminaba el Conde Olinos,
mañanitas de San Juan,
a dar agua a su caballo
a las orillas del mar.


Mientras su caballo bebe,
se oye un hermoso cantar;
las aves que iban volando
se paraban a escuchar.


- Bebe mi caballo bebe,
Dios te me libre del mal,
de los vientos de la tierra
y de las furias del mar.


Desde la torre más alta
la Reina le oyó cantar.
- Mira hija, como canta
la sirenita del mar.
- No es la sirenita, madre,
que ésa tiene otro cantar;
es la voz del Conde Olinos
que por mí penando está.


- Si es la voz del Conde Olinos
yo le mandaré matar;
que para casar contigo
le falta sangre real.


- No le mande matar, madre,
no le mande usted matar;
que si mata al Conde Olinos
a mí la muerte me da.


Guardias mandaba la Reina
al Conde Olinos buscar,
que le maten a lanzadas
y echen su cuerpo a la mar.


La infantina, con gran pena,
no cesaba de llorar.
Él murió a la media noche
y ella, a los gallos cantar.


A ella, como hija de reyes,
la entierran en el altar,
y a él, como hijo de condes,
unos pasos más atrás.


De ella nace un rosal blanco;
de él, un espinar albar.
Crece el uno, crece el otro,
los dos se van a juntar.


La reina, llena de envidia,
ambos los mandó cortar;
el galán que los cortaba
no cesaba de llorar.


De ella naciera una garza;
de él, un fuerte gavilán.
Juntos vuelan por el cielo,
juntos vuelan par a par.

 6.- Versión de Menéndez Pidal:
AMOR MÁS PODEROSO QUE LA MUERTE (MP)

Conde Niño por amores
es niño y pasó a la mar;
a dar agua a su caballo
la mañana de San Juan.


Mientras el caballo bebe
él canta dulce cantar;
todas las aves del cielo
se paraban a escuchar,

caminante que camina
olvida su caminar,
navegante que navega
la nave vuelve hacia allá.

La reina estaba labrando,
su hija durmiendo está:
-Levantáos, Albaniña,
de vuestro dulce folgar,
sentiréis cantar hermoso
la sirenita del mar.

-No es la, sirenita, madre,
la de tan bello cantar,
sino es el Conde Niño
que por mí quiere finar.
¡Quién le pudiese valer
en su tan triste penar!
-Si por tus amores pena,
¡oh, malhaya su cantar!
y porque nunca los goce
yo le mandaré matar.
-Si le manda matar, madre,
juntos nos han de enterrar.

Él murió a la medianoche,
ella a los gallos cantar;
a ella como hija de reyes
la entierran en el altar,
a él como hijo de condes
unos pasos más atrás.

De ella nació un rosal blanco,
dél nació un espino albar;
crece el uno, crece el otro
los dos se van a juntar;
las ramitas que se alcanzan
fuertes abrazos se dan,
y las que no se alcanzaban
no dejan de suspirar.

La reina, llena de envidia,
ambos los mandó cortar;
el galán que los cortaba
no cesaba de llorar.
De ella naciera una garza,
de él un fuerte gavilán,
juntos vuelan por el cielo,
juntos vuelan par a par.


7.- Versión tetuaní recogida por Manuel Alvar (AL)

 AMANTES PERSEGUIDOS

Levantóse el conde Niño
mañanita de San Juan
fue a dar agua a sus caballos
a la orillita del mar.
Mientras los caballos beben,
el conde dice un cantar
la reina como lo oyera,
a su hija fue a dispertar:
"Si dormís la niña infanta,
si dormís os recordáis,
oyerís como lo canta
la serenita del mar."
"No es la serena mi madre,
ni es tampoco su cantar,
es el hijo del vizconde
que por mis amores está."
"Si por tus amores está,
yo lo mandaré matar. "
Siete guardias de palacio
y dos de la capital,
los guardias como eran cafres,
lo tuvieron apuñalar.
La niña al sentir eso
a su tito fue a contar:
"Tito mío, tito mío,
que con vos quiero yo hablar. "
"Ese hablar que tú dices
muy prontito lo verás;
anda a ver por tu casa.
" Por ahí lo vio pasar.
"Adió conde de mi vida,
tú te vas y yo me quedo
y a los ocho días justos,
a tu lado me tendrás. "
Pasa un día y pasan dos,
la niña malita está;
pasan tres y pasan cuatro,
la niña de gravedad;
pasan cinco y pasan seis
la niña se ha muerto ya;
pasan siete y pasan ocho,
ya la llevan a enterrar.
Como hijo de un Conde,
un pasito más allá;
como hija de una reina,
le están haciendo un altar.
Entre una tumba y otra,
se criaba un rosal,
que cura mancos y ciegos
y toda la enfermedad.
La reina al sentir eso,
allí se fue a curar:
"Rosalito, rosalito,
por la Santa Trinidad,
si me curas este ojo,
te daré un gran pedral. "
"Si estás ciega de un ojo
de los dos te quedarás;
los amantes se han querido
y no los dejaste gozar
y por eso tú, mala reina,
ciega, tú, te quedarás. "
Un rosal cría una rosa
y un clavel y un jazmín,
y un padre cría una hija,
sin saber para quién es.